La abogacía es una actividad esencial fuera de las limitaciones de movilidad

Los abogados y abogadas autónomos podrán seguir acudiendo a la oficina como hasta el momento. Así lo ha asegurado el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), en una nota de prensa emitida este lunes, pocas horas después de la publicación del Real Decreto-Ley 10/2020, que limita la actividad económica a lo esencial por la crisis del COVID-19.

Las que trabajan como abogados, procuradores, graduados sociales, traductores, intérpretes y psicólogos y que asistan a las actuaciones procesales no suspendidas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y, de esta manera, cumplan con los servicios esenciales fijados consensuadamente por el Ministerio de Justicia, Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía General del Estado y las Comunidades Autónomas con competencias en la materia y plasmados en la Resolución del Secretario de Estado de Justicia de fecha 14 de marzo de 2020, y las adaptaciones que en su caos puedan acordarse.

Para más información, llame al teléfono 94 679 23 23