Condiciones para la solicitud la moratoria en el pago de la hipoteca (modelos de solicitud PDF trabajadores cuenta ajena y cuenta propia) por Estado de Alarma COVID-19.

El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto econo´mico y social del COVID-19, recoge las medidas establecidas por el gobierno a fin de paliar las adversidades económicas de las familias españolas que se encuentren inmersos en el pago de su hipoteca.

De esta manera, si una familia tiene garantizada una deuda con su vivienda habitual y se encuentra dentro del “Supuesto de Vulnerabilidad Económica” podrá solicitar la moratoria de su hipoteca.

  1. En caso de habernos quedado en situación de desempleo podremos solicitar al banco la moratoria acreditándolo con el certificado de situación de desempleo que recoja también la cuantía de la prestación por desempleo.
  2. Si somos trabajadores por cuenta propia y hemos sufrido una perdida significativa de ganancias y ventas, podremos solicitar la moratoria a la entidad financiera acompañando la solicitud con el certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (u órgano competente en cada Comunicad Autónoma).
  1. En todo caso, los ingresos de la unidad familiar son inferiores a 1.613.52 €, lo que equivale a tres veces el IPREM. Este límite se verá incrementado en 161,35 € por hijo, y 242,02 € por hijo en caso de familias monoparentales.

Para el caso en el que en una familia con dos hijos y uno de los progenitores se hubiera quedado en situación de desempleo y el otro trabajara jornada parcial. Al sumar la prestación por desempleo de uno (500,00 €) más los ingresos del otro cónyuge (600,00 €) no superarían el límite aplicable a este supuesto de 2.258,92 € (1.613.52 €, + 161,35 € +161,35 € por cada uno de los hijos).

En aquellos casos en que uno de los miembros de la unidad familiar presentara alguna discapacidad reconocida, lo recomendable es consultar a nuestro profesional al respecto.

Asimismo, se requerirá para la moratoria en aquellos supuestos en los que:

  1. Que la hipoteca nos suponga el 35% de los ingresos netos mensuales de la unidad familiar

“Continuando con el ejemplo anterior, los ingresos totales de la familia son de 500,00 € + 600,00 €, lo que hacen un total de 1100,00 €. El 35% de esta cantidad es de 385 euros, por lo que, teniendo como referencia un valor medio común de 400 euros de cuota hipotecaria, estaríamos contemplando los requisitos del precepto”

  1. Que se hubiera visto incrementada la carga hipotecaria en un 30% sobre sus ingresos netos o que hayan disminuido sus ventas en un 40%.

“De acuerdo con el ejemplo anterior la familia, antes del estado de alarma venia ingresando 1.700 € mensuales y venía pagando 400 € de, para comprobar que se supera este 30% basta con comprobar que el importe de los ingresos ha disminuido en tal porcentaje o más. En este supuesto, el 30% de 1.700 son 510, lo que implicaría que la renta de 1.100€ que actualmente perciben es inferior al resultado de restar 510 € menos 1.700 €, la cual es de 1.190 €”

A estos efectos, se entiende por Unidad Familiar que ésta será compuesta por el deudor hipotecario, a los que se suman, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho debidamente inscrita, y sus hijos y los cónyuges o parejas de hecho debidamente inscritas de aquéllos, siempre y cuando residan en la misma vivienda familiar.

Para dejar debidamente acreditado que reunimos las condiciones anteriores, se deberá acompañar la solicitud que les adjuntamos a la entidad bancaria con;

  1. libro de familia o documento que acredita la situación de pareja de hecho debidamente inscrita
  2. certificado de empadronamiento respecto de la vivienda del momento actual y los 6 meses anteriormente inmediatos a este momento.
  3. En su caso, declaración de discapacidad, dependencia o incapacidad permanente para realizar una actividad laboral
  4. nota simple del registro de la propiedad por cada uno de los integrantes de la unidad familiar
  5. las escrituras de la compraventa del inmueble y de la concesión del préstamo hipotecario.
  6. declaración responsable del deudor de encontrarse en alguna o varias de las situaciones anteriormente descritas.

Si somos avalistas y nos encontramos pagando un crédito hipotecario, lo recomendable es consultar con nuestro profesional al respecto de las particularidades para solicitar la moratoria.

En lo que a plazos respecta, se podrá solicitar la medida a partir del día 18 de marzo de 2020 hasta pasados 15 días de la vigencia del real-decreto ley, por lo que la fecha fin para ello será el 1 de mayo de 2020 en caso de no prorrogarse.

La solicitud deberá dirigirse a la entidad financiera con la que tenemos el préstamo hipotecario. Una vez el banco acepte nuestra solicitud no tendrá que satisfacer el pago de la cuota hipotecaria ni por ningún otro concepto de la misma. Asimismo, el tiempo por el que dure la moratoria no se tendrá en cuenta a efectos de cómputo para el vencimiento anticipado de la hipoteca.

Es muy importante conocer bien si cumplimos las condiciones mencionadas ya que de solicitar la moratoria sin cumplir estas el decreto prevé indemnizaciones en detrimento de quien lo solicitare.

Esperando que esta información les sea útil, reciban un saludo,