¿Existe realmente una cantidad mínima de deuda para ir a juicio?

cantidad mínima de deuda para ir a juicio

Una de las primeras preguntas de muchas de las personas, físicas o jurídicas, que acuden a nuestros servicios trata sobre si realmente existe una cantidad mínima de deuda para ir a juicio, ya que quieren tenerlo claro desde el inicio de un posible proceso judicial.

Desafortunadamente, los impagos son más frecuentes de lo que parecen en cualquier entorno, especialmente en el empresarial, por lo que es imprescindible contar con el apoyo de abogados y juristas profesionales especializados en este tema.

La mayoría de las entidades que reúnen una serie de deudores cuentan con una lista en la que se refleja cada uno de ellos para tener controlados quiénes se están retrasando con el pago o, directamente, parece que no tienen la intención de abonar lo adeudado.

Qué necesitas para reclamar

Antes de nada, deberías pararte a pensar si esa deuda se puede cuantificar económicamente; en otras palabras, para reclamar por la vía judicial, se necesita que la deuda sea exclusivamente dineraria.

Otro de los factores para establecer una cantidad mínima de deuda para ir a juicio es que ese impago pueda justificarse documentalmente, en cualquier formato, en el que se demuestre una relación comercial existente entre ambas partes y una firma o sello del deudor.

Además, ese débito debe estar vencido según el plazo previsto para el pago, atendiendo a lo que dicta la ley, que redujo en 2015 ese periodo a los 5 años para aquellos impagos en los que no se especificara un plazo de prescripción.

Uno de los criterios más comunes de los afectados para determinar si les sale rentable demandar o no es el que supone el pago de las costas judiciales o las minutas de los letrados, aunque puedes dejar a un lado este aspecto porque son muchos los beneficios de los que puedes disfrutar.

Además de llegar a la conclusión sobre lanzarte a un proceso judicial o no, debes tener en cuenta otro factor fundamental, que es conocer si el deudor, realmente, puede hacer frente a esa cantidad, es decir, si este es solvente; es muy frecuente que el motivo por el que no se abona la deuda es porque la otra parte ha entrado en un proceso concursal.

Cantidad mínima de deuda para ir a juicio

Si has comprobado que el deudor es solvente, por ejemplo mediante la consulta de la lista de morosos de las entidades financieras o por otras búsquedas en internet sobre solvencia, tienes todas las de la ley para iniciar el procedimiento jurídico contra la otra parte.

No te preocupes por la cantidad a reclamar, ya que, en muchas ocasiones, se recurre con éxito estos casos con un gasto mínimo.

Puedes solicitar un proceso monitorio para realizar el primer intento real de cobro de lo que te pertenece; no obstante, salen adelante menos de la mitad de estos trámites, según datos del CGPJ.

En caso de que el demandado no responda ante el requerimiento del Juzgado, obtendrás un título ejecutivo judicial, mediante el cual puedes iniciar una ejecución para el cobro directo de la deuda.

Esta parte no requiere el pago de tasas judiciales, pero es fundamental la intervención de un abogado y procurador, que garantice los mejores métodos para que tus intereses se vean satisfechos.

Tras esto, se abren dos vías según la cantidad demandada:

  • Si no supera los 6.000 euros, se abre un proceso verbal para requerir el pago.
  • Si supera los 6.000 euros, lo que corresponde es iniciar un procedimiento ordinario.

Como has podido comprobar, no existe realmente una cantidad mínima de deuda para ir a juicio, por lo que puedes sopesar la posibilidad de abrir esta vía para reclamar lo que se te adeuda.

Para cualquiera de estos casos, es clave contar con verdaderos profesionales especializados en este ámbito. Nuestra firma cuenta con abogados y juristas con una larga trayectoria y cualificación en esta rama legal, que te apoyarán y asesorarán en caso de que necesites reclamar una cantidad que te pertenece, siempre con un gasto mínimo respecto a las cuantías adeudadas.¡Contacta con nosotros y te ayudaremos con tu caso!